jueves, 22 de mayo de 2008

Simplemente amistad



Nuestra relación estaba basada en una bonita amistad que nació por casualidad. Gracias a unos amigos comunes, gracias a un viaje inesperado para unos y muy esperado para otros.
No se por qué, desde el primer momento, tuve la sensación de que ya te conocía. No se por qué supe, que ante ti podía mostrarme tal y como era desde el principio.
Y poco a poco, nuestra amistad fue creciendo y afianzándose día tras día en la distancia. Unas veces más kilómetros y otras menos, pero siempre hemos estado en sitios distintos. Yo hacia el norte, como tú decías, y tú más al sur. Al fin y al cabo… ¿qué nos hemos visto?? ¿3 veces?? Pero existía, éramos amigos.

Ahora llevo mucho tiempo sin saber de ti. Hasta ahora no me había parado a pensar en lo mucho que te echo de menos. De pronto me he acordado de todos esos momentos que compartimos y me entristece imaginar que no van a volver.
Todavía me cuesta entender que hay personas que llegan a tu vida y que tarde o temprano terminan desapareciendo. Se esfuman sin dejar más rastro que el de su recuerdo, pero no podía imaginar que tú fueras una de ellas. Porque siempre estabas ahí. Porque cuando necesitaba reír, tú me hacías reír, porque cuando quería llorar, unas palabras tuyas, aunque tú no lo supieras, levantaban mi ánimo. Porque simplemente eras tú. Y me escuchabas, aunque en realidad no tuviera nada que decir. Estabas ahí…

Ha pasado mucho tiempo. Puede que ya sea muy tarde, o tal vez no. Ni siquiera se si algún día leerás esto. Pero todavía me queda la esperanza de que vuelvas, de que sigas estando ahí, escuchándome aunque no tenga nada que decirte, ni tú a mi, hablando por hablar y compartiendo esos momentos que quedan en el recuerdo, esos que de pronto vienen a mi cabeza y que algún día formaron parte de nosotros.

8 comentarios:

manu dijo...

Ea, yo creo que para comentarte algo sobre el post de hoy, tendría que sentirme ... ( como te diría yo ....mmmm ).Como ahora mismo... " no me siento ".
Un beso.

Noimporta dijo...

Qué miedo da pensar en perder a personas que te importan tanto...

Lekspelunca dijo...

Los que realmente te quieren siempre estan ahí, tengo un amigo que nos vemos una vez cada 6 años, cuando no más, y nada más vernos es como si hubieramos estado siempre juntos, eso si que es realmente ser amigos del alma.

Esa sensación que describes la he tenido a menudo pero con el tiempo ves que la distancia ayuda a mantener en el recuerdo los buenos momentos, sean para reir o llorar pero buenos. Alguna vez he tenido reencuentros y han sido un poco decepcionantes.

Pero ante todo los buenos momentos!!!

Salut i a cuidar-se, bona nit!!

ea! dijo...

Uy Manu, que te pasa?? sientate anda... ;)

Noimporta, ya te digo! pero es ley de vida y por mucho que duela o joda, hay que asumirlo... :S

Leks, quizás tienes razón, a veces es mejor guardar los buenos recuerdos y no intentar forzar las cosas.

Ayssss, en fin...

Besotessss!!

cachorro dijo...

Los amigos de verdad son los que te ayudan en las mudanzas sin que se lo pidas.
Aqui tienes a tres perros fieles que nunca te van a fallar:
http://www.myspace.com/elperrotambienpaga

Sux dijo...

Hay gente ea! que sin saber muy bien por que, te marcan para toda la vida, y da igual los años que pasen, da igual las tormentas que se descarguen, da igual que giren en sentido calcado al tuyo a 1000 kms. de distancia, por que siempre cuando hay reencuentro todo surje de nuevo como si el tiempo y el espacio nunca hubieran existido.

Para mi es el mejor sentimiento que existe, el de la amistad.

Un beso nena, me gusta mucho leerte.

ea! dijo...

Cachorro!! Sí señor, la nueva canción es tan buena como las que teníais, pero mi preferida sigue siendo El Perro, que da un buen rollito...!! jejeje

Sux, muchas gracias wapa! Es cierto, la amistad es un sentimiento grande! A mi también me gusta leer tus comentarios jodia!

Besotesss!

iluso Luis dijo...

Jejé, hoy puedo comentar...jeje´----
Vamos a empezarnos a ponernos de acuerdo, Ea!
Primero, lánzanos tu cara. Verás:

todos nosotros somos muy leídos, y coincidimos con Edgar Allan Poe en que, a partir de los cuarenta años, todo el mundo tiene la cara que se merece.
Bueno, si tú no has llegado todavía, estás a punto de quirófano. Pero lanza tu cara, si tienes cara. El centro de operaciones puede ser Cachorro, que tiene en su poder todas las nuestras.( joffrecachorro@gmail.com)
En segundo lugar:
Te voy a contar una historia.
Mi mejor amigo es alguien que vive a seiscientos kilómetros de mí. Le veo cada dos o tres años, y mi mejor amiga fue mi mejor amante. Menos mal que, al menos, vive a menos de seiscientos metros de mí.
Y, por si no fuera poco, se propuso convetirse en la mejor amiga de mi mujer. Y así estamos. Amistad pura sin sexo y sexo pendiente de amistad pura. Pero. mientras tanto, felices de reunirnos.
Este fin de semana toca paella con sorpresa: no hay arroz. ¿Adivináis qué puede haber que se compare al arroz? Cosa del cocinero vanguardista que soy yo, que he llegado a la conclusión de que todas las comidas buenas dependen de los ingredientes.
Ea! , opino como mi alter ego con vagina, como Sux, me gusta mucho lo que escribes, cómo escribes, lo que intentas dar a entender y las palabras simples y comprensibles que utilizas para llegar hasta nuestros cerebros.
Te voy a decir una cosa, pero no lo compartas con nadie: los amigos de verdad son los que huelen tus pedos y se ríen al mismo tiempo que te mandan a tomar por culo.
Por lo demás, Ea!, eres todo un descubrimiento...